Nuevas directrices de la Seguridad Social para el registro horario

nuevas directrices de la seguridad social

Hace pocas semanas salía la noticia de que la Inspección de Trabajo ha iniciado una campaña para verificar si las empresas registran la jornada de sus trabajadores. El objetivo de esta medida es evitar la realización de horas extras sin remunerar, tras dos sentencias de la Audiencia Nacional en ese sentido.

¿En qué consisten las nuevas directrices de Trabajo?

La ley marca lo siguiente:13

“No es admisible que, con la invocación de la flexibilidad horaria que brindan las normas laborales, puedan perjudicarse los derechos de los trabajadores y se altere el equilibrio contractual mediante la prolongación de indebida de la jornada laboral”.

Traducido viene a decir que las empresas no pueden escudarse en la flexibilidad horaria para no retribuir las horas extra. Esto significa que las empresas tienen la obligación de registrar la jornada laboral de sus empleados. En otras palabras, que “fichen”.

¿Qué deben hacer las empresas?

Para cumplir con la normativa, las empresas deben hacer lo siguiente:

  • Llevar un registro diario del horario que incluya el momento de inicio y de finalización del mismo. Hay que registrar las horas efectivamente trabajadas. Las horas de Incapacidad Temporal, maternidad, suspensiones por ERE, vacaciones… deben constar como tal.
  • Realizar el cómputo total por mes de horas ordinarias y extraordinarias y entrega de copia del resumen al trabajador junto a su nómina.
  • Conservar los registros de jornada durante un periodo mínimo de cuatro años.
  • En los contratos a tiempo parcial, también hay que indicar la distribución de la jornada laboral.

El registro del horario puede hacerse de forma manual, con un sistema de fichaje o de forma electrónica, siendo está ultima la más fiable.

De este modo la Inspección de Trabajo puede corroborar que las horas trabajadas corresponden con las que figuran en el contrato del trabajador. Y en el caso de que se hayan hecho horas de más, que estas han sido retribuidas como horas extras.

En caso de que la empresa no cumpla con estas obligaciones o que se aprecie alguna falta (como que el trabajador hace jornada completa cuando tiene contrato a tiempo parcial). Las multas pueden ir desde 60 a 6250 euros, además de tener que pagar la cotización de las horas extra no declaradas, con un recargo del 20%.

¿Cómo afrontas los cambios en la nueva normativa? ¿Cómo registras la jornada de tus trabajadores? Esperamos tu respuesta en los comentarios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *