8 hábitos de la gente altamente efectiva en el trabajo

habitos de la gente altamente efectiva

¿Te preguntas por qué a algunas personas parece que les cunde más el día? No es genética sino costumbre. Hay gente que por sus hábitos de trabajo son mucho más productivos. Vamos a enseñarte los ocho hábitos de la gente altamente efectiva.

Hábitos de la gente altamente efectiva en el trabajo

Minimiza el tiempo que dedicas al correo

¿Cuánto tiempo pierdes al día respondiendo emails? Sin duda demasiado. No hay que tardar más de un minuto en responder a un correo. Si no entiendes el contenido del mensaje, no trates de descifrarlo, pide una aclaración. No andes mirando el correo cada 5 minutos, hazlo un par de veces al día.

Contrata una centralita o un secretario

Necesitas a alguien que filtre tus llamadas para evitar perder el tiempo con gente que solo quiere charlar o intenta venderte algo. En el trabajo solo deberías responder a las llamadas más importantes sobre tu trabajo. Si puedes derivar, hazlo.

Define tus horarios de comida

Lo mejor parta tu organización mental es que comas siempre a una hora parecida (por ejemplo, a las 14:30). Hagas lo que hagas, no te quedes sin comer, tu cerebro necesita alimento para funcionar correctamente. Pero no hagas que la comida se eternice. Una media hora de pausa para comer suele ser más que suficiente.

Haz pausas a lo largo de la jornada

Está demostrado que no podemos mantener centrada la atención durante más de 2 horas, así que haz una pequeña pausa cada dos horas. Puedes ir a tomar algo o dar una pequeña vuelta. Cuando vuelvas al trabajo te notarás más descansado.

Evita las reuniones

Siempre que puedas. Son un agujero negro de tiempo. Las reuniones deben celebrarse solo cuando son estrictamente necesarias. Haz reuniones poco frecuentes, cortas y con los temas a tratar muy acotados.

Empieza por lo difícil

Al empezar la jornada es cuando tienes más energía, así que úsala para llevar a cabo las tareas más complicadas y después sigue con las más fáciles.

Delega siempre que puedas

Hay gente que sin duda hará mejor muchas tareas mejor que tú. Aprovéchalo. Tú enfócate en lo que importa y en lo que se te da bien.

Prioriza

Si no te da tiempo a todo, haz una lista de todas las tareas y ordénalas de mayor a menor importancia.

A parte de estos hábitos de la gente altamente efectiva, hay otra cosa que puede darle un impulso a tu productividad: las herramientas con las que trabajas. Por ejemplo, si tienes un negocio, un programa de facturación online te puede hacer ahorrar mucho tiempo en la gestión económica.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *